Trump cancela el TLCAN: ¿qué cambia en la inmigración canadiense?

En los últimos días, el gobierno de Trump ha estado criticando fuertemente el acuerdo de TLCAN con Canadá y México. Algunas fuentes indican que Trump está amenazando con retirar por completo a los Estados Unidos del acuerdo, mientras que otros afirman que sólo está presionando (a su manera) para renegociaciones.

El acuerdo del TLCAN no sólo regula el comercio entre las tres naciones, sino que también provee cláusulas que facilitan el movimiento de profesionales, inversionistas y negocios en el continente norteamericano. Por ejemplo, cuando una empresa canadiense desea contratar a un extranjero, debe demostrar al gobierno que este extranjero proporcionará habilidades únicas o llenará una escasez de mano de obra para proteger las oportunidades de trabajo de los canadienses y residentes. Este proceso se llama Evaluación del Impacto del Mercado de Trabajo (LMIA). Sin embargo, si se ofrece un empleo a un ciudadano de los Estados Unidos o México que cae en la lista de Profesionales del TLCAN, este requisito se elimina y se otorga un permiso de trabajo basándose solamente en la capacidad del solicitante en efectuar el trabajo, sin necesidad de solicitar una LMIA y proteger a la fuerza laboral canadiense.

Otro beneficio para los ciudadanos estadounidenses y mexicanos es la oportunidad de invertir en Canadá a través del Programa de Inversionistas del TLCAN. Este programa permite a estos ciudadanos recibir un permiso de trabajo en Canadá para iniciar sus negocios y contribuir a la economía canadiense. El proceso es mucho más rápido y tiene menos regulaciones que los programas tradicionales de inmigración de inversores regulados por el gobierno. Esto permite que el capital fluya fácilmente en la economía canadiense y da la bienvenida a los empresarios estadounidenses y mexicanos en la sociedad canadiense.

Para las empresas mexicanas y estadounidenses, el programa de Empleados Transferidos Entre-empresa es extremadamente beneficioso, ya que les permite trasladar a sus empleados a Canadá cuando abren una filial en el país del norte. Una vez más, los permisos de trabajo expedidos a estos empleados requieren una aplicación mucho más simple, no requieren un LMIA y tienen tiempos de procesamiento más rápidos.

Estos programas del TLCAN también facilitan a menudo la inmigración permanente a Canadá para los profesionales, inversionistas o empleados, ya que se encuentran inmersos en la sociedad canadiense, que han trabajado en el país por uno o más años, contribuyendo enormemente al mercado, ensenando nuevas habilidades y participando en la creación de nuevos puestos de trabajo mediante la inversión.

¿Qué pasará con estos programas si Estados Unidos se retira del acuerdo?

Es demasiado pronto para dar una respuesta definitiva, ya que ninguno de los ministros canadienses ha hablado en detalle sobre el tema, pero pueden hacerse las siguientes observaciones:

  1. La mayoría de las críticas de la Administración Trump sobre el TLCAN giran en torno al comercio de bienes, no sobre los programas de inmigración discutidos anteriormente.
  2. El resultado más probable es que el TLCAN sea renegociado, no destruido. Como el foco parece estar en el comercio, los programas de inmigración probablemente se mantendrán casi intactos.
  3. Si se modifica un programa de inmigración, lo más probable es que se encuentre entre México y Estados Unidos, ya que Canadá no ha expresado ningún deseo específico de mantener fuera ni ninguna hostilidad hacia los ciudadanos de ninguno de los dos países.
  4. Si los Estados Unidos se retiraran, Canadá y México tendrían la opción de continuar su propia relación bilateral con términos similares a los del actual TLCAN. Por lo tanto, el movimiento de los profesionales, los inversores y los empleados podría persistir entre las dos naciones (dejando fuera a los ciudadanos de EE.UU.).
  5. Para cualquier persona que tenga un permiso de trabajo emitido bajo un acuerdo de TLCAN, lo más probable es que el permiso permanecerá válido hasta su fecha de vencimiento. Las regulaciones de renovación del permiso de trabajo serán decididas y anunciadas una vez que el TLCAN sea oficialmente terminado o modificado.

Recomendaciones:

Si cualquier inversionista, profesional o empresa quiere solicitar un permiso de trabajo a Canadá a través de un programa del TLCAN, es mejor hacerlo pronto, antes de que el acuerdo sea puesto en suspenso. Aunque no hay garantía de qué o cuándo ocurrirán los cambios, los programas actuales siguen los procedimientos normales y una vez que se emite un permiso de trabajo, lo más probable es que siga siendo válido por uno o más años.

Puede ponerse en contacto con nosotros para ayudarle a preparar su solicitud a tiempo. rita@nhimmigration.ca